Rafael Ithier: “Yo sin Puerto Rico no puedo vivir”

Hay dos motivaciones claras e inquebrantables que rigen a El Gran Combo de Puerto Rico: hacer buena salsa y llevar alegría al pueblo a través de su música.

Agarrado de esa regla no escrita, el director musical Rafael Ithier no pudo negarse a la petición de Luis Álvarez, vicepresidente de la división de licores de Méndez & Co., para que la orquesta fuera la atracción principal de la fiesta para el pueblo que ofrece la marca Heineken que se celebró en la Plaza del Mercado en Santurce.

“Nosotros nunca trabajamos en enero, pero a mí me interesó mucho la oferta de Luis de que viniéramos a tocar, porque la función de nosotros es llevar alegría al pueblo y en estos momentos un ratito de alegría y expansión, es bueno, porque el pueblo lo necesita. Hay mucha gente sufriendo”, afirmó el pianista, de 91 años.

Ithier tenía seis años cuando pasó el huracán San Ciprián por la isla, y de aquel momento recuerda estar parado junto a su papá, en una “montañita” y desde allí observar en el suelo la casa con techo de paja donde vivía con sus padres. Esa memoria la trajo al presente el huracán María, evento natural que, para él, ha representado el momento más triste que le haya tocado al país.

“Yo sin Puerto Rico no puedo vivir, pero Puerto Rico tiene que reinventarse”, opinó. “¿A qué me refiero? En Puerto Rico tenemos 78 alcaldes y 78 pueblos, pero si te vas a Naranjito y pasas por la plaza no hay persona, y pasas por Florida y no hay una persona, y pasas por Maricao… Y pensando como comerciante, si se hace un condado de cuatro o cinco pueblos, de la forma que lo quieran hacer, y se unen 100,000 personas, primero, tienes gente, y segundo puedes montar un negocio… Pero en esos pueblos no puedes montar na’, porque no hay gente siquiera. Entonces tienes un alcalde y el alcalde tiene un secretario, un tesorero, para un pueblo que no hay ni gente. Entiendo que es un gasto excesivo”, expuso con cierto lamento en sus palabras.

Para fortuna de la agrupación, que ya supera los 50 años, el trabajo no le ha faltado, pero si hay algo que desea el líder de Los Mulatos del Sabor es tocar más para sus coterráneos.

“Nosotros tenemos que darle muchas gracias a Dios porque el trabajo de nosotros está en un 85 a 90% fuera de Puerto Rico, así que en ese aspecto nosotros no hemos sufrido tanto la merma que han sufrido otros. Nosotros nos pasamos viajando, modestia aparte, posiblemente es porque nos lo hemos ganado y la gente nos quiere mucho, así que estamos fuera de Puerto Rico la mayor parte de las veces, pero yo no quisiera que fuera así. Yo quisiera quedarme en Puerto Rico todo el tiempo, como me quedaba antes, pero ya no me puedo quedar, porque vivo de esto, así que ha habido un impacto positivo por un lado y negativo por el otro, porque trabajo tenemos, pero quisiera en vez de ir a Colombia e ir a Perú, ir a Ponce y a Mayagüez”, dijo.

 

Esta será la cuarta vez que El Gran Combo se presente en este tipo de actividad. Recordó Ithier que en un evento similar, también en la Placita en el 2014, el cantante Charlie Aponte se presentó por última vez con la orquesta. En su lugar, se integró Anthony García.

“A nosotros ya lo que tocamos nos sabe a otra cosa, pero la gente siempre pide lo mismo y nosotros lo tocamos, pero nos da satisfacción que podamos compartir con la gente. Llevarle alegría a la gente para mí significa mucho y entiendo que en estos momentos Puerto Rico lo necesita”, concluyó.

 Rosalina Marrero Rodríguez

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *