Instagram, cinco años contando la vida en millones de imágenes

instagram

Solo dos apellidos rubrican el top de las imágenes más populares de la red social Instagram. La cantante de música pop Taylor Swift y tres de las mediáticas hermanas del clan Kardashian –Kendall, Kylie y Kim– están subidas al podio de las estrellas que acumulan más ‘me gusta’ en la aplicación móvil que se identifica con una cámara Polaroid.

Pero, precisamente, ese logotipo que devuelve la vida en flashback avisa que Instagram es mucho más que la vida de las celebridades. Además de fotografías muy personales, tiernas instantáneas de mascotas, curiosas campañas publicitarias, provocativas imágenes de food porn (algo así como comida irresistible)… hay arte esparcido.

No solo porque sea una plataforma para que aficionados y profesionales de la fotografía compartan su talento con el mundo, sino porque parece haber arte mismo en el mismo hecho de consignar el tiempo presente, que luego será pasado, en una plataforma que promete pisar el futuro. Ya van cinco años en la tarea de ser testigo de la historia.

“En nuestros mejores días, somos la red social de la felicidad. Pero la felicidad no es la única emoción expresada: hemos visto las revueltas en Estados Unidos, las tormentas de nieve, la crisis de refugiados… Hay imágenes duras y que impactan, no sólo felices y alegres. Tenemos 400 millones de cámaras documentando lo que está pasando en el mundo”, recalca James Quarles, responsable global de negocio y desarrollo de marca de Instagram.

El 6 de octubre de 2010, Kevin Systrom y Mike Krieger lanzaban Instagram, una red social que en cinco años ha sumado 400 millones de usuarios y publicado 40.000 millones de fotos.

La aplicación móvil de fotografía es testigo cada día de 80 millones de nuevos videos e imágenes que reciben 3.500 millones de ‘me gusta’.

La inmediatez y la comunidad han sido claves en el crecimiento, sostiene, más que la búsqueda de la foto perfecta o de los filtros. También la inyección de Facebook, que adquirió Instagram en 2012 por 1.000 millones de dólares. Habría sido imposible sin Facebook”, reconoce Quarles.

SU EVOLUCIÓN
Comenzó como una app de iPhone para compartir imágenes cuadradas a las que se les aplicaban unos cuantos filtros, pero por el camino no sólo se han sumado otros sistemas operativos y nuevos filtros, también los vídeos y los formatos panorámicos.

Junto a la llegada de personajes públicos a la plataforma –con perfiles que van de Hillary Clinton a David Beckham– fue forjándose una creciente popularidad de los instagramers más talentosos.

Y, ¡cómo no!, aterrizó la publicidad: los anuncios empezaron a aparecer en pruebas en Estados Unidos en 2013 y hoy en día se muestran en el “muro” de todos los usuarios.

Además, en sus cinco años de vida Instagram ha dedicado tiempo a crear otras aplicaciones complementarias, como Hyperlapse, para crear time lapses con el móvil, o Layout, para publicar composiciones de varias fotos en una sola imagen.

Instagram no se detiene No se queda con el cambio que acaba de ofrecer, que implica subir imágenes de formato rectangular o panorámico por defecto. “Habrá algo de experimentación con fotos esféricas en las que veas más de 180 grados”, remata Quarles. Ningún filtro es suficiente para esta red.

TENDENCIAS

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *