Select your Top Menu from wp menus

“Es imposible escuchar a El Gran Combo y que no se muevan los pies”

la diferencia salsera gran combo

Mañana, la noche santacrucera se iluminará con el sonido de una de las mejores orquestas salseras del mundo, El Gran Combo de Puerto Rico. Se trata de una oportunidad interesante para disfrutar de cada nota y de cada paso de baile con una formación que, durante más de medio siglo, ha tenido un papel preponderante en el panorama de la salsa en el Caribe y Nueva York. El aparcamiento del Parque Marítimo será escenario del concierto. El pianista de la formación, Willie Sotelo, respondió a las preguntas de EL DÍA.

¿Cuáles han sido las claves del éxito para mantenerse 53 años en los escenarios de conciertos y salas de baile?

La clave ha sido la responsabilidad que sentimos al subir a una tarima. No es cuestión de tocar bien o mal, es que al subir a la tarima sabemos que hay un publico que nos quiere escuchar, que se identifica con nosotros y no lo podemos defraudar. Es un compromiso serio y muy importante llevar nuestra música.

En Tenerife, la época dorada de la salsa en cuanto a conciertos fue a finales de los ochenta y comienzos de los noventa. En cambio, nunca ha habido tantas academias de baile latino como ahora. Para El Gran Combo, ¿cuál ha sido la época de mayor esplendor?

Definitivamente, las décadas de los 70 y los 80 fueron épocas de mucho baile, de muchos salones donde tocar, especialmente en Nueva York. Se tocaba todos los días. Allí estábamos un mes; a veces hasta un mes y medio, tocando casi todos los días. En los últimos tres años hemos vivido un periodo de renacer del grupo. Esta época que estamos viviendo ahora es una de las mejores de El Gran Combo.

¿Qué supuso el paso de Andy Montañez por esa formación?

Andy es un gran cantante que formó parte de nuestra agrupación. Junto a él, El Gran Combo tuvo muchos éxitos. Él sigue cantando con su orquesta. A la salida de Andy entró Jerry Rivas, quien ya lleva en el grupo 32 años.

¿Qué diferencias hay entre el público caribeño o latinoamericano y el europeo?

Yo no le veo mucha diferencia, ambos públicos disfrutan de la buena salsa, la bailan y la gozan. Tal vez los seguidores europeos son más fogosos, y no tienes la ventaja del latinoamericano, que siempre tiene la oportunidad de ver más seguido a las orquestas. Porque llevar orquestas a Europa no es fácil, es costoso y la situación económica mundial ha sido un impedimento para poder realizar giras por el Viejo Continente.

Durante muchos años, el tema salsero más interpretado en Tenerife fue “No hay cama pa’ tanta gente”. Y el título se aplica más allá del ámbito musical, para definir una carencia o exceso de oferta al hablar de economía, sociedad o política. ¿Cuál es la base del éxito de esa canción?

Esa canción es un himno, especialmente a los ausentes. Cuando la tocamos fuera de Puerto Rico, la gente brinca y baila como loca. Es un tema alegre y habla de algo que pasa en todos los hogares del mundo. Si hay una fiesta, y la fiesta esta buena, “No hay cama pa’ tanta gente”

¿La salsa ha tocado techo en sus índices de popularidad o aún no se ha dicho la última palabra?

No, la salsa sigue creciendo con los años. Ahora hay una generación de músicos jóvenes que hace buena salsa y está poniendo el género en el lugar donde debe estar. Son muy talentosos y vienen con ideas nuevas. En el caso de El Gran Combo, cuando hacemos nuestras presentaciones, siempre hay jóvenes de 18 o 20 años escuchándonos y bailando nuestra música. Creo que las escuelas de baile han hecho una gran aportación al género.

Frente a lo que ocurría hace 25 o 30 años, ¿el reggaetón o la música electrónica van ganando la batalla entre la juventud?

Hay artistas de reggaetón que han calado fuerte entre la juventud. Es un genero que se ha dejado sentir y tiene exponentes muy buenos.

¿Hay algún recuerdo o anécdota que se cuente en la orquesta de su paso por el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife desde 1988?

El recuerdo es como siempre nos han recibido; esas muestras de cariño son nuestro mejor premio. La gente nos quiere mucho y nosotros nos sentimos como en nuestra casa. Después de un viaje tan largo, llegar allí es como un aliciente para nosotros. Hacer lo que mejor sabemos hacer, que es brindarle nuestra música para que disfruten y bailen.

A los conciertos de El Gran Combo, ¿a qué se debe ir, a bailar o a escuchar uno de los mejores grupos salseros de todos los tiempos?

El público debe ir a bailar, porque creo que es imposible, y lo digo humildemente, escuchar a El Gran Combo de Puerto Rico y que no se le muevan los pies.¡Hay que pasárselo bien!

Pedro Fumero

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *