Homenaje al músico dominicano Luis Rivera

201602170155341

El próximo 27 de febrero ha sido la fecha escogida para que la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba realice un homenaje al músico dominicano Luis Rivera. De esta manera se celebrará el día de la independencia nacional en el país vecino.

El escenario del Teatro Martí de La Habana es el espacio en el que será celebrado el concierto en el que se interpretará el concierto “Rapsodia Dominicana No. 1, para piano y orquesta, autoría del maestro  Rivera.

La información ha sido dada a conocer por José Eliseo Rivera Damirón, hijo del maestro Luis Rivera. “Checheo”, como le llaman sus amigos, dijo, además que la cantante Ivonne Haza también participará.

La relación del legendario músico dominicano con Cuba es entrañable, un elemento que se destaca en un artículo escrito por Rivera Damirón titulado “El concierto que Ernesto Lecuona nunca celebró”. Ahí explica que su padre llegó a la tierra de Martí y Agramonte en la década del 20 del siglo pasado, donde formó parte de la  Orquesta Sinfónica Nacional de  Cuba “donde permaneció un buen tiempo como uno de sus primeros violines”.

Uno de los episodios que más importancia da en el referido escrito es la relación que tuvieron Luis Rivera y el músico cubano Ernesto Lecuona. Describe que luego de completar sus estudios de instrumento y armonía con el maestro Amadeo Roldán, y haber trabajado tanto con la música clásica, como con la popular.

Su despunte lo llevó a dirigir la Orquesta de CMQ, que era la principal emisora de radio en ese momento en la isla. “Ahí conoce al maestro Lecuona, con quien de inmediato inicia una relación de amistad y de colaboración musical que lo llevaría a ser su orquestador y director musical de su compañía. Relación que duraría mas de 10 años y que haría historia”, expone Rivera Damirón.

Esta relación de amistad y de trabajo llevó a Rivera a ser, junto a Gonzalo Roig, quien hiciera los arreglos de muchas de las principales obras musicales de Lecuona. “El Museo de la Música Cubana posee partituras de muchos de esos arreglos realizados por mi padre, entre los que se destacan las principales zarzuelas y operetas de Lecuona: Lola Cruz, El Sombrero de Yarey, Julián El Gallo, El Torrente y muchas más”, recuerda “Checheo”.

El escrito describe cómo la dictadura de Trujillo retuvo a Rivera en República Dominicana, cuando el barco en que viajaba con Barcelona con la Compañía Errnesto Lecuona hacia Barcelona, tocó el puerto de Santo Domingo, entonces Ciudad Trujillo.

Rivera aprovechó esta parada técnica para visitar a su madre que estaba enferma pero al retornar a la nave se le informó que el Estado había retenido su pasaporte, lo que impidió que continuará su carrera como director y y arreglista del insigne músico. Pero este 27 de febrero la tierra de Lecuona y un país en el que vivió muchos años lo homenajeará.


EL CONCIERTO QUE NO LLEGÓ A SUCEDER

Luego de que Luis Rivera fuera retenido en República Dominicana por las autoridades de la dictadura trujillista, la relación con Ernesto Lecuona se circunscribió a comunicarse esporádicamente por teléfono y a través de cartas.

“Una de ellas, posiblemente una de las últimas que escribiera el maestro (Lecuona) fue fechada el 12 de noviembre de 1963, cuando Lecuona había decidido posponer un acariciado concierto que junto a Rivera quería celebrar aquí en Santo Domingo ante la impostergable celebración de un homenaje que el pueblo y las autoridades de Málaga en España, le ofrecían como tributo por su canción La Malagueña”, resume José Eliseo Rivera Damirón, en su escrito “El concierto que Ernesto Lecuona nunca celebró”.

Refiere que durante este viaje, por afecciones pulmonares, Lecuona había pospuesto en varias ocasiones, no hace caso de las advertencias hechas en ese sentido por Rivera y por su hermana Ernestina, “quienes insistían en que en ese momento viniera a Santo Domingo y fuera a España en verano, cuando el clima era menos perjudicial para su condición”. En esa carta, de la que una copia se encuentra en manos del redactor de este artículo, Lecuona cuenta todas los problemas que tuvo que pasar para lograr la renovación de sus documentos de viaje y visado de España, para lo cual tuvo que valerse del presidente de la sociedad de autores Española.

Pachico Tejada

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *