Pedro Capó y “Cucco” Peña le hablan a estudiantes sobre el instrumento musical

pedro-capo-cucco-pena

Pedro Capó afirma que conoce bien lo que es enfrentar obstáculos cuando se persigue una meta profesional, pero también sabe lo que se siente cuando alguien se acerca para tender una mano amiga.

Con eso en mente, le dio ayer un voto de confianza y una felicitación sincera a un grupo de estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico, quienes vivieron un momento decisivo en el desarrollo de sus carreras artísticas.

Resulta que los participantes del programa Música 100 x 35 recibieron un donativo de $20 mil en instrumentos de parte de la Fundación Cultural Latin Grammy y Ford Motor Company Fund.

“Lo más bonito que te puede pasar en el camino  son las oportunidades, las ayudas, la gente que te da la mano cuando no estamos en las mejores situaciones. Eso es lindo. Me toca el alma”, expresó el cantautor  minutos antes de iniciar el acto protocolar durante el cual se entregó el cheque simbólico del donativo.

“Me identifico con estos jóvenes que reciben la bendición de tener ahora estos instrumentos para seguir desarrollándose como músicos y seguir creciendo en el plano profesional”, agregó Capó.

En el evento estuvo presente también el maestro  Ángel “Cucco” Peña, quien platicó de forma casual con Capó para conocer detalles sobre su trayectoria y la pasión musical que lo motiva.

“El instrumento musical se convierte en algo bien preciado. Tener un instrumento nuevo en tus manos es una maravilla. Imagino la alegría de cada uno de estos muchachos. Muchos de ellos no tienen el dinero para comprar instrumentos como estos, que muchos de ellos no son nada baratos”, afirmó el director musical, quien recordó que de niño dormía con su trompeta en la cama. Así de importante era para él tener un instrumento.

La emoción de los estudiantes era evidente. José Raúl Cruz, un saxofonista de Bayamón, indicó que sentía “una emoción rara” y que se le hacía difícil encontrar palabras para verbalizar lo que sentía. “Esto no se da todos los días. Es una gran oportunidad. Me siento bendecido”, dijo.

De igual forma, Orlando J. Berríos, cuatrista nacido en Yabucoa, opinó que oportunidades como esta “nos abren las puertas”.

Durante un recorrido por el escenario del teatro del Conservatorio de Música, en Santurce, pudimos observar que entre el nuevo inventario  hay un contrabajo, dos timbales sinfónicos, sets de congas, varios violines, platillos de mano, panderetas, una serie de percusión menor y cuerdas nuevas para darle mantenimiento a los instrumentos.

Música 100 x 35 es un programa de desarrollo social que a través de la música ha creado un modelo de prevención para niños y jóvenes de escasos recursos económicos. El mismo opera con núcleos en Bayamón, Cataño y Guayama, y ofrece a los participantes, libre de costo, los instrumentos, clases individuales, participación en orquestas sinfónicas y coros, meriendas y cursos de lenguaje musical.

José R. Pagán Sánchez

 

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *