Juan Luis Guerra hizo bailar a España con su tour “todo tiene su hora”

11709508_10153133633178759_1450125761960788965_n

El cantante dominicano Juan Luis Guerra prometió “hacer bailar a toda España” en su gira “Todo tiene su hora tour” y de momento, esa promesa se ve cumplida en el Palacio de los Deportes (Barclaycard Center) de Madrid, donde da comienzo su paso por España.

El concierto, que tuvo lugar anoche, comenzó a las 22:00 horas con media hora de retraso y con todas las entradas vendidas, aproximadamente 11.000 personas según organizadores del lugar.

No aminoró el ánimo del público ese retraso, que desde que se apagaron las luces con una aparición singular -el cantante entró dentro de una cabina telefónica azul-, no paró de bailar hasta el final con “Las Avispas”, tema que el dominicano dejó cantar a su entregado público.

Fue un concierto rápido, pero intenso, una hora y media de espectáculo en el que el artista interpretó temas tan conocidos como “La Bilirrubina”, “Ojalá que llueva Café”o “Visa para un sueño” entre otras, y también temas de su nuevo álbum como “Cookies & Cream”, con la que abrió, “Mi Bendición”, “Tus besos”, “Nora mía”, “Todo tiene su hora”, “Muchachita linda, y “Moca a París”.

El espectáculo estuvo acompañado de cinco pantallas y un juego de luces de colores al compás de cada canción y un elenco de músicos impecables, su inseparable banda 4.40 y bailarines.

Era notable, al principio, la baja calidad del sonido que no hacía justicia a su voz, pero poco importaba, o poco se notaba, pues el público no cesó de cantar y bailar en todo el concierto.

“Buenas noches Madrid” se dirigió a sus fans provenientes de España y gran parte de Latinoamérica que llenaban el recinto.

Un Juan Luis Guerra muy cercano dejó corear y cantar a una masa de gente muy entregada y con muchas ganas de pasarlo bien.

El primer éxtasis de la noche vino de la mano de “Ojalá que llueva Café”, que arrancó los aplausos y los gritos de una masa entusiasmada.

“El que ama a su esposa se ama a si mismo”, dijo antes de interpretar “Mi bendición” con la que animó a “los matrimonios” a bailar, y así, no solo a los matrimonios, sino a todo el que allí se encontraba, animó Guerra a bailar durante todo el espectáculo.

EFE

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *