Julito Alvarado promueve el amor por el jazz

Aportar al desarrollo de músicos jóvenes es una gran satisfacción para el trompetista Julito Alvarado. Por eso toma tan en serio su labor como profesor en el Departamento de Jazz y Música Caribeña del Conservatorio de Música de Puerto Rico.

Este fin de semana, el artista podrá compartir con nuevos estudiantes el placer de explorar las posibilidades y, sobre todo, la libertad que ofrece el género cuando ofrezca el taller “Técnicas para los instrumentistas de viento”, que se llevará a cabo como parte del segundo Festival Jazz en la Montaña, en Cidra.

El evento inició el  viernes y continúa Hoy domingo con un concierto a las 2:00 p.m. en la plaza pública del municipio y se extenderá hasta cerca de las 8:30 p.m. durante el cual compartirán artistas y maestros invitados.

 

“Para mí es algo bien especial puesto que vamos a estar impactando la comunidad musical joven”, destacó Alvarado, quien por primera vez se une a este proyecto educativo y cultural.

La clase que ofrecerá el músico se concentrará en enseñar a los alumnos el dominio técnico de sus instrumentos, que es la base para dominar el “idioma” del jazz.

Otros talleres, que se llevarán a cabo en la escuela Jesús T. Piñero de Cidra, estarán a cargo de los maestros Ernán López-Nussa, fundador del grupo Afrocuba; el marimbista Juan Álamo, profesor de percusión en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill; el timbalero Manolito Rodríguez y los cuatristas Edwin Colón Zayas y Pedro Guzmán, entre otros.

Previo a los cursos, los estudiantes escucharán conferencias magistrales de varios de los músicos.

Alvarado comentó que actividades como el festival, enfocadas en el aspecto didáctico de la música, deben promoverse porque motivan al talento joven con sed de conocer más la mezcla de ritmos que enriquece el jazz.

Por su parte, Ramón Vázquez Martirena, presidente de la organización sin fines de lucro Jazz en la Montaña, destacó el potencial de la música para enrriquecer el alma.

“La música es un poderoso agilizador de emociones. Donde mejor ves eso es en el cine. La música puede crear miedo, ansiedad, romance. La música está presente en muchos lugares con el fin de dirigir nuestros pensamientos y nuestras acciones”, explicó el bajista.

Jazz en la Montaña, Inc. es un proyecto sin fines de lucro creado con el objetivo de promover la educación musical en la montaña a través de talleres ofrecidos por músicos reconocidos. El año pasado participaron de esta iniciativa Giovanni Hidalgo, el maestro trompetista Luis “Perico” Ortiz y el exjugador de grandes ligas y músico Bernie Williams, entre otros.

Camile Roldán Soto

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *